BLOG

TAN SENCILLO COMO DARLES LA PELOTA

 

 Es tan sencillo como darles la pelota trabajar con los jóvenes de Masaka. Eso sí con paciencia y estar al servicio de ellos. Que te vean preocupado por ellos, por su futuro. ¡Cualquier padre que tiene hijos adolescentes diría que es utópico pero no lo es! Los jóvenes del pueblo
de Masaka apenas conocen el mundo de drogas y delincuencia.  Esperemos que nos dé tiempo de salvarlos y contribuir a construir su futuro. Pasan mucho tiempo deambulando o sentados en
las plazas del pueblo ociosos sin hacer nada.

Esto se debe a la tasa elevada de jóvenes como en muchos países de África. 
Algunos ven en esa pirámide demográfica bastante descompensada como una potencialidad para el futuro de África.  Ahora bien,  ¿yo me pregunto potencialidad para qué? Será potencialidad cuándo se tomen los gobiernos en serio ese problema y los padres asuman su responsabilidad.  Sino es y será nuestra juventud una potencialidad temible por ser capaz de hacer cualquier cosa y a costa de lo que sea para garantizar su supervivencia. Supongo que quién conoce el tema de pateras y se ha fijado que casi todos los que vienen son jóvenes, me dará razón o por lo menos entenderá lo que quiero decir.

  Volviendo a nuestros jóvenes de Masaka, fue tan sencillo darles una pelota para que hicieran un campo de fútbol en un terreno que acabábamos de comprar y pudieran jugar. Lo hicieron con gusto y parece que fuimos sus salvadores.  Pero la cosa no terminó ahí sino que nos pidieron si podíamos organizar una competición. Lo hicimos y fueron dos semanas de fiesta en las cuatro aldeas. Durante el campeonato los jóvenes no hablaban de otra cosa que del posible ganador y que valor iba a tener el trofeo.  

En definitiva, trabajar con nuestros jóvenes no es difícil ya que nos piden lo mínimo. Esperemos que con paciencia y afecto les vayamos ayudando dentro de nuestras posibilidades a construir un futuro mejor .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.