BLOG

NO HAY MAL POR BIEN NO VENGA

Como dice este refrán antiguo, de lo malo puede surgir algo bueno o mejor. Por lo que atañe a nuestra escuela, la pandemia ha precipitado los acontecimientos. Las negociaciones que estábamos haciendo con el ayuntamiento en relación con la colaboración para construir la escuela de Masaka han llegado a un resultado favorable. El ayuntamiento en colaboración con el ministerio de la Educación ha aceptado nuestra petición de cooperar para que haya una escuela en Cyankongi (Masaka). Será una escuela concertada de la archidiócesis de Kigali.

En efecto, este acuerdo viene precedido por la iniciativa del gobierno de aumentar masivamente  el número de aulas en las escuelas primarias y también crear nuevas escuelas primarias en todo el país. Esta iniciativa se enmarca en el programa del gobierno de erradicar el problema endémico de falta de espacios y aulas para la educación de una población mayoritariamente joven. 

La situación actual de la pandemia ha empujado el Estado a poner la mano a la obra gracias a la financiación del Banco Mundial. De este modo se puede paliar en la medida de lo posible el problema de distancia de seguridad en este momento de emergencia y  así como garantizar  más espacios disponibles para la escolarización  después de la pandemia. Sin duda es un proyecto ingente, por ejemplo en sector de Masaka han aumentado aulas en cuatro escuelas existentes y han creado otras tres nuevas. 

Para terminar, queremos agradecer el ayuntamiento por su colaboración. Y estamos contentos de poder contar para el año que viene con veintiuna aulas que permitirán a nuestros niños a estudiar cerca y evitar largas caminatas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.